martes, 3 de octubre de 2017

El amoroso consuelo de la noche y sus seres espirituales

El consuelo de la noche

Suaves manos tiene la noche
y me las acerca hasta mi lecho
temiendo que yo tenga lágrimas
acaricia segura mis ojos.
Luego abandona el cuarto
susurros oigo leves y sedosos
y la rama de espinas del sufrimiento
arrastra ella con su manto.
                           Ludwig Jacobowski


Noche estrelllada   Vincent van Gogh


La Loma,,Martes 3 de Octubre 2017


martes, 26 de septiembre de 2017

Lem es oir en Polonia. ¿Actualidad?¿Búsqueda física en el mundo espirtual? ¿Éxito rotundo en qué?









Nacido en Ucrania en Leópolis, Lvov, el 12 de Septiembre de 1921 y fallecido en Cracovia, Polonia, el 27 de Noviembre de 2006,  de Stanislaw Herman Lem escribo aquí una frase:


"Un sueño sólo puede triunfar sobre la realidad si se le da la oportunidad"

Inmediatamente me lleva a reflexionar no sólo quien ha sido en ésta su vida conocida como escritor, sino también a inquirir quién debe darle la oportunidad al sueño deseado para que triunfe sobre la realidad..."siendo un hombre indefenso ante la vastedad del universo". Y si leemos su biografía y al irnos internando en sus pensamiento oscuros o negros de novela destructiva y aún más de ciencia ficción que resulta ser exitoso por la sátira, la discrepancia con la ralidad y Dios nos ampare, que aún sean a là JulesVerne: pensamientos premonitorios...pues sólo vé que sigue "siendo un hombre indefenso ante la vastedad del universo".

Más al leer abajo: rotundo éxito, ¿ A qué y a quién se refiere? A los enemigos del hombre, a Lúcifer y Ahriman, aquellos que llamamos Diablo y Satanás.


Stanislaw Lem
(Lvov, 1921 -Cracovia, 2006) Escritor polaco, uno de los grandes maestros de la literatura de ciencia ficción, autor de títulos como Solaris, llevada al cine en dos ocasiones con enorme éxito, Ciberíada o Congreso de futurología. Referente absoluto de la literatura fantástica, a través de sus obras, caracterizadas por el rigor científico, Lem intentó transmitir el sentimiento de abandono e indefensión del hombre frente a la vastedad del universo.
Hijo único de un matrimonio de origen judío, Stanislaw Lem inició en 1939 sus estudios de medicina, que debió abandonar tras la ocupación alemana. Los Lem lograron huir del gueto, no así la mayoría de sus familiares y amigos, que terminaron sus días en el campo de exterminio de Belzec (entre 1942 y 1943 murieron por gas tóxico en este campo unas 600.000 personas).

Durante la guerra, Lem trabajó como soldador y mecánico, y traficó con armas para la resistencia polaca. En 1946 se estableció en Cracovia, ciudad que ya no abandonaría. Ese mismo año publicó su primera obra, Hombre de Marte, en una revista juvenil. Dos años después, pese a sus discrepancias manifiestas con las teorías del biólogo Trofim Denisovich Lisenko, que le reportaron no pocos quebraderos de cabeza, logró terminar la carrera de medicina en la especialidad de psicología.
A la par que ejercía como médico ginecólogo, corría el riesgo de ser incorporado a filas como médico militar y abandonó la disciplina a los pocos meses; ultimó la novela realista El hospital de la transfiguración (1948), en la que relata los avatares de unos médicos en un hospital psiquiátrico de la Polonia ocupada que intentan salvar a los enfermos de un exterminio seguro.
“Abrumado por el absurdo de las circunstancias”, según diría él mismo, tras esta primera incursión abandonó el realismo social para “sortear la censura estalinista” y crear ese universo personal, de impecable factura técnica, que le daría renombre internacional. Hombre profundamente culto, sus obras aúnan y exploran disciplinas tan dispares como la psicología, la estadística, la lógica, la física o la cibernética.
De la pluma de Lem surgirían, sucesivamente, títulos de referencia como Los astronautas (1951), La nebulosa de Magallanes (1955) y Diarios de las estrellas(1957), una original obra cómica del espacio por la que fue comparado con Jonathan Swift y Lewis Carroll, y en la que aparece por vez primera su famoso personaje Ijon Tichy. Le siguieron Edén (1959), Retorno de las estrellas (1961) -su primera incursión en el subgénero psicológico-, Memorias encontradas en una bañera (1961) y la que sin duda se convertiría en su obra cumbre, Solaris (1961).
En Solaris, el psicólogo Kris Kelvin, procedente de la Tierra, es enviado a la estación de observación del planeta Solaris para reemplazar a un ocupante que ha muerto en extrañas circunstancias y averiguar qué ha ocurrido. Allí descubrirá que los dos supervivientes están al borde de la demencia y que extrañas presencias, seres fantasmales y al mismo tiempo corpóreos, deambulan por el lugar e interfieren en la vida de los humanos.
Solaris fue llevada al cine en 1972 por el director soviético Andrei Tarkovski y pronto fue considerada película de culto. Aclamado en los países del Este, el filme obtuvo el Gran Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Cannes y muchos lo consideraron la respuesta soviética a 2001: Una odisea del espacio, de Stanley Kubrick. Tres décadas más tarde el realizador estadounidense Steven Soderbergh la llevó de nuevo a la gran pantalla, cosechando un En libros posteriores, Lem, sin abandonar su tono pesimista, desarrollaría un estilo satírico-humorístico inimitable. Fábulas de robots (1964) y su continuación, Ciberíada (1965), constituyen una serie de fábulas alegóricas en las que superpone las más imaginativas posibilidades tecnológicas a los esquemas tradicionales del cuento fantástico o la leyenda medieval. En ellas aparecen también dos de sus personajes más esperpénticos: los constructores Trurl y Clapaucio.
Tras estas obras vendrían títulos como La voz de su amo (1968), Relatos del piloto Pirx (1973), la colección de reseñas de libros imaginarios Vacío perfecto (1971), en la estela de Voltaire y Borges, y Congreso de futurología, de ese mismo año, donde recupera al astronauta Ijon Tichy.
En 1973 escribió Un valor imaginario, una nueva colección de prólogos de libros no escritos, mezcla entre experimento y sátira, obra a la que sumaría, en la segunda mitad de la misma década, La investigación (1976), una novela de misterio y crímenes, de ambiente profundamente kafkiano, y La fiebre del heno, del mismo año, en la que fundía elementos de la novela negra con la ciencia ficción. rotundo éxito.
                                               
                                                    ***
Cuan diferente ven las personas su mundo interno, su mundo externo, sus fantasías y no aquellas creadoras de verdades. Este rotundo éxito se refiere a la modernidad que se ha desdicho de la esencia de la vida, de lo divino, de la creación, que ha perdido el rumbo, que se hace la pregunta sobre el sentido de la vida y sin embargo presiente otra vida, pero la ve inmediatmente sólida como vé esta vida que justo apenas conoce, el hombre inmerso en  la materia, sin salida más que un salto al espacio, con toda la técnica actual, los inventos, los avances cibernéticos.

Sí un salto al espacio y no un camino hacia el infinito, hacia la vida eterna, que desciende y asciende, que es visible e invisible, que aprende sólo en la Tierra. Y asciende para entregar lo aprendido a las jerarquías divinas que lo han creado. Pues a cada planeta sólo podrá ir incorpóreo, así como va cada noche o día de su vida mientras duerme y no sabe adonde va.

Una destrucción del propio templo humano y sin capacidad de reconstrucción.

La Loma, Martes 26 de Septiembre de 2017

---.."el hecho de que yo sea un aprendiz es algo que no olvido"...

 Hermann Hesse

Nació en Calw , Alemania 2 .7.1979
Falleció el 9 de Agosto 1962 en Montagnola, Suiza



















Premio Nobel de Literatura, famoso por  El lobo estepario, Siddhartha, Narciso y Goldmundo, 
en su tiempo libre se dedicó a experimentar con los pinceles y colores. Después de varios años, en la Biblioteca Nacional de  Israel en Jerusalén, se descubrieron sus dibujos entre dos colecciones de la biblioteca: el archivo dedicado al filósofo Martin Buber y la colección Avraham Schwadron de autobiografías.
Las 15 ilustraciones encontradas  forman parte del cuento La metamorfosis de Pikto, al cual Hesse las añadió para complementar la historia.  De igual manera, el escritor hizo una versión ilustrada para sus poemas.  


Mirada al Gottardo, 1924



Pueblo, Ticino. 1920















Sobre la pinturaHesse escribió en una serie de cartas a sus amigos: “Mis pequeñas acuarelas son una especie de poesías o sueños, sólo proporcionan un lejano recuerdo de la 'realidad' y varían según los sentimientos y las necesidades personales (...), el hecho de que yo (...) sólo sea un aprendiz es algo que no olvido”.
La Loma, Martes 26 de Septiembre de 2017
Tomado de diferentes fuentes googlianas.
Tatiana Schneider

El mensaje está ahí... de un poeta chileno

Leyendo y viendo  un post de Leonardo Palma en F. Esa imagen que todo lo dice, de una escuela africana a la intemperie, sin paredes y sin techo, solo el suelo lleno de niños  prolijos, atentos a su maestro, quién frente a la pizzara media derruída habla, así lo imagino pues solo veo su gesto en la instantánea. Habla el Logos en la tierra yerma, a lo viviente en ella.
Trabaja en su oficio es poco decir, está lleno de amor, al generar la confianza en la inseguridad, enseñar la entereza en la destrucción, pues no se destruye al alma, se le da fuerza con el aprender, con el sentir, con el obrar, aún en el desastre, aún en el derrumbe, aún en la restauración que durará años y esto con la fraternidad de todos los involucrados y los no, que aunque poco tienen más.Y dan.


Clemente Wankren Pavlovic + en Vitacura















… El mensaje está ahí
protegido
de la intemperie que devasta
y se dice al oído
al oído de un niño que en la noche escucha
la voz de su profesor
decirle cosas
Las cosas del mundo que a veces están solas
Si el profesor no las junta
Las cosas que se dislocan
si el profesor no junta los pedazos de su propio
corazón roto
para pegarlo
con el amor
con el que se vuelven a levantar las patrias rotas…”
Cristián Warnken











Cristián Warnken Lihn (Santiago1961)
En televisión es conocido por haber sido por más de diez años el conductor del programa La belleza de pensar, del que fue el creador, transformado más tarde en Una belleza nueva. Además es el creador y conductor de diversos programas radiales, fue editor y director de algunos periódicos de índole cultural, y es también columnista del diario El Mercurio.​
Actualmente conduce el programa El desierto florece, que se transmite por Oasis FM y también en Internet en el sitio web OtroCanal.cl.

De su vida privada “Dr”.como yo lo suelo llama, Google escribe:
El 24 de diciembre de 2007, su hijo Clemente, de tres años, cayó a la piscina en su casa ubicada en Vitacura. El menor fue trasladado a la Clínica Alemana, donde finalmente falleció. Su cuerpo fue velado en la Iglesia El Bosque, y sus funerales se realizaron al día siguiente.
El 27 de diciembre, es decir tres días después del fatídico suceso, Warnken publicó una carta titulada Clemente en El Mercurio.

A escrito sobre el dolor y ha conversado con padres que perdieron un hijo o una hija así de igual manera como el y su esposa vieron a Clemente cruzar el Umbral..


... El mensaje está ahí
protegido
de la intemperie que devasta
y se dice al oído
al oído de un niño que en la noche escucha
la voz de su profesor
decirle cosas
Las cosas del mundo que a veces están solas
Si el profesor no las junta
Las cosas que se dislocan
si el profesor no junta los pedazos de su propio
corazón roto
para pegarlo
con el amor
con el que se vuelven a levantar las patrias rotas…”
Cristián Warnken

Y si en detalle contemplamos esta poesía podremos vislumbrar una entereza que sólo enseña el mundo espiritual a través del dolor, tan profundo que se hace saber y belleza. Cuando el Logos habla en la tierra a las almas que ansiosas escuchan. Luego el maestro habla el Logos en la Tierra.

La Loma, Martes 26 de Septiembre de 2017
Con agradecimiento a Leonardo Palma, cantante lírico del Teatro de la Plata,
Tatiana Schneider.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Hay tanto para hacer...

Hay tanto para hacer.
Una hermandad formar.
Y sólo podrá ser
Si podremos amar
Y no a cada uno
A la humanidad,
A la vida.
Al empeño.
Y así al hacer
Formar, amar y obrar,
En definitiva decisiones.
Desde Antroposofía .
Desde La fuente viva
De la  divina vida.
Que contiene lo eterno:
Vivir, morir y volver a vivir
Con la pregunta de Micael
A nuestros corazones
¿Quién es cómo Dios?.
















.










La Loma, Domingo 24 de Septiembre 2017
Tatiana Schneider

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El que conoce los nombres tamién conoce las cosas

El que conoce los nombres  también conoce las cosas, palabras de Crátilo.





Crátilo




















Con respecto a aquello que se relata de encarnaciones anteriores, un tema para seguir investigando, hay un episodio de suma importancia.
Las relaciones de destino  son preponderantes y el aprendizaje en tiempos antiguos ha sido también interesante.
Un aprendizaje peripatético practicado en tiempos pretéritos.
Se ha hablado de Crátilo y Mysa,  donde ambos  al atardecer caminaban por los jardines del templo viendo las hierbas y las plantas. Aquellas que crecían cultivadas y aquellas espontáneas y silvestres..

Uno de ellos tenía el don de la buena observación y el otro el don de poder saber cuál era el uso de esa hierba, o sus hojas, sus flores, la raíz o la planta entera. Cuál era su fuerza  (hoy diríamos poder, prefiero  decir fuerza) en Alimentación y Salud.

Durante la noche llevamos el saber diurno al mundo espiritual quien nos devuelve con creces aquello que nos mantiene unidos con él.  Es nuestra ofrenda en observación, contemplación y  meditación, la justa correspondiente a la verdad.  La confirmación recibida al amanecer nos permite el correcto obrar.


Platón en sus “Diálogos”, 360 años antes de Cristo, comenta un pedido realizado por Hermógenes  a  Sócrates para que intervenga en su discurrir con Crátilo.

Crátilo sostenía y sostiene, según Borges aún, lo siguiente:

Crátilo


               






  El que conoce los nombres también conoce las cosas








Jorge Luis Borges en su poema “El Golem” tiene cuatro versos que podemos admirar:

                    Si (como afirma el griego en el Crátilo)
                    El nombre es el arquetipo de la cosa
                    En las letras de rosa está la rosa
                    Y todo el Nilo en la palabra Nilo
.
El que conoce los nombres también conoce las cosas




Creo que para introducción basta decir que los “Diálogos” de Platón, aún hoy se pueden leer.
Y ese podría ser para los presentes una forma de saber el punto de vista de Ermógenes,
 respuesta  o no de Sócrates al saber de Crátilo:





                     



  
Hoy tenemos más nombres,el opular, el vulgar y el latino en la Medicina, en la Botánica pero; en las letras de rosa está la rosa.
¿Qué descubriremos en la Carqueja y en el Diente de León?


La Loma, Lunes 18 de Septiembre de 2017, Tatiana Schneider