martes, 31 de enero de 2017

Eli Lunde Educadora Waldorf. Semblanza. Ingeborg Kñäpper educadora de nivel inicial


Layendo obituaruios en alemán de aquellos pioneros Waldorf en los diferentes países, cual no fue mi sorpresa saber que Rosa Körte editora junto a Aldo Di Stilio de "EL Chasqui" escribió ya hace 40 años una semblanza de una educadora a quien Steiner conociese y le presentase la pregunta "¿Quiere ser usted maestra Waldorf?". Sí, Eli Lunde nos relató  el respeto que le infundía este su maestro de toda la vida, ella apenas podía responder y su alegría fue inmensa. Con Steiner a su lado y la respuesta que dirigiría su vida futura. Este relato contiene aquello que la señora Körte escribiese y aquello que va desde mis primeros recuerdos en la escuela Waldorf y todo lo escuchado de aquellos que convivieron con Eli Lunde.

Eli Lunde, educadora Waldorf. Semblanza,  Ingeborg Knäpper educadora de nivel inicial

 *10.1.1903 Lillehammer, Noruega . +  el 26 . 3. 1996 en Villa Adelina,  Buenos Aires, Argentina

Su vida se extiende por los continentes casi un siglo. Y han pasado ya 104 años desde su nacimiento. Fue educadora Waldorf en Noruega uno de sus alumnos fue Jörgen Smit, quien escuchó años más tarde  su voz en el Goetheanum durante un encuentro de pedagogos y se separó del grupo con quien conversaba diciendo : Alli debe estar mi maestra Eli Lunde, la reconozco por su voz que nunca se me olvidará. Y con su altura él sobrepasa la cabeza de los presentes y la descubre.  Eli comenta  que ha sido una de sus mejores alegrías,  que un alumno tan importante en ese entonces, la recuerde,  la descubra y se alegre de verla y desea conversar con ella en su lengua  materna.


Jörgen Smt   * 1916     + 1991

Fue educadora Waldorf en Noruega uno de sus alumnos Jörgen Smit lo corrobora, con el encuentro relatado .  Y en Buenos Aires Eli Lunde fue cofundadora de la primera Escuela Waldorf en Latino América.
Tenía 10 hermanos, era ella la mayor, Eva Lunde una de sus hermanas, quién fuese luego artista, años después envía  a Eli Lunde su herencia con la cual ella la invierte en la compra de un terreno y se  comenzó a construir un edificio  y con un Maestro Mayor de obra, padre de la escuela, se edificó  para una Rama de la  Sociedad Antrposófica en la Argentina. Poseía un aula grande, una cocina y un dormitorio, tal vez para un vsitante o para su amiga Annemarie Oehring, y allí no solo se encontraba una vez a la semana la Rama Florida, que al mudarse cambió el nombre por Rama Trimembración del  Organismo Social. Durante las tardes podían los alumnos de la Escuela San Miguel Arcángel practicar música, pues la sala tenía un piano de pie y había enseñanza de música extracurricular y buena práctica para aquellos niños que no tenían el instrumento en su hogar, lo podían utilizar allí en la sala de la Rama, la cual aunque no poseía aún piso de madera, tenía un contrapiso de material sin finalizar, bien alisado.

También allí hemos hecho su despedida de difuntos y cada persona presente relató su experiencia con esa señora tan especial, tan digna que además irradiaba y su figura alta clara, noruega  con una templanza notable.

Bajo un sofá Eli Lunde poseía un féretro que había hecho construir con formas artísticas por el carpintero José Dolz, Sí,  un féretro para no ocasionar ningún gasto a nadie en los fines de sus días.Y en ese féretro se la ubicó. ya de por si fue  más largo que los comunes, para su estatura.

Volviendo a su juventud, siendo ella la mayor de tantos hermanos aprendió pronto a cuidar y educar, y me relató una vez que tenían una mesa amplia y un gran cacharro con la comida en el centro, cada uno tenía en su lugar en la mesa una cuchara inserta en la madera. Todos comían del mismo cacharro cada uno con su cuchara y al final de la comida  se lavaba la mesa con lejía y los cubiertos también de madera lavados se insertaban nuevamente en las muescas de la mesa, quedando la parte redonda arriba y bajo la tabla el pie de la cuchara.

Las puertas de las casas noruegas eran bajas para protegerse del crudo invierno pero también para inclinarse al entrar frente a los seres elementales, aquellos que cuidaban el umbral del buen  hogar.

Sus padres eran antropósofos y Rudolf Steiner los visitaba a menudo en sus viajes al Norte europeo
Con 18 años Eli se trasladó a Dornach donde estudió Pintura, Labores, Música, Educación del Habla,  y Euritmia
.
En una carta a Annemarie Oehring escribió ya a fines de 1922 estaba en Dornach, vivenció el incendio del Primer Goetheanum, esa obra de arte completa. Un poco antes del incendio, siendo alumna de María Groddeck estaba frente a Marie Steiner  realizando una demostración. ¡Después del incendio me hice miembro de la Sociedad y la Condesa Kalckreuth de Munich fue mi madrina”!

 En 1923 antes de volver a Noruega Ilse von Barravalle le preguntó a Marie Steiner si yo podía enseñar Euritmia. Yo debía presentarle una poesía de Conrad Ferdinand Meyer
Rudolf Steiner sin  haberme visto en mi ser, apareció por detrás del escenario y me preguntó si yo quería ser maestra de aula.

Durante la Asamblea de Navidad –Obras completas GA Nº 260, estaba yo ya en Lillehammer. Volvió Eli  por Inglaterra y Holanda en Agosto de 1924 a Dornach.

Luego de escuchar la última alocución –Obras completas GA Nº 238—vivencia  meses después la muerte de Steiner.

Eli trabajó en una pequeña escuela en Dornach, luego en Oslo, Dresden y Zagreb. Por último conoció a una familia uruguaya  y en 1938 fue como institutriz  al Uruguay.

Al poco tiempo oyó de un grupo que estaba estudiando Antroposofía en Buenos Aires y por 60 años Eli Lunde encontró allí el centro de sus actividades. Se relacionó con el arquitecto Herbert Schulte Kersmecke e Ingeborg Knäpper. Quien había terminado en Alemania sus estudios de ama de casa y de llaves y vino a Argentina con motivo de formar familia  pero el arquitecto ya estaba comprometido. Eli, con Ingeborg y Herbert, ya en 1939 comenzó un Jardín de Infantes Waldorf y en 1941  se fundó la escuela. La iniciativa se realizó a partir de los estudios de la Trimembración del Organismo Social según Rudolf Steiner.

Anne y Dietrich Lahusen, estancieros en las cercanías de la laguna Alsina, en la provincia de Buenos Aires, apoyaban económicamente la iniciativa y así en 1944 se compró una casa con parque y se amoldó, remodeló, a las necesidades escolares. La pequeña escuela creció. Eli Lunde era maestra de grado, enseñaba Labores y daba clases de Inglés en toda la escuela.

El gusto por viajar de sus años mozos y los contactos que labró alrededor del mundo dieron su fruto. Se esforzó por mantener contacto con otras escuelas e intercambiaba con sus colegas sus expreriencias educativas y pegagógicas. Tenía muy buena relación con New York. Y desde 1954 también participaba del Consejo de Padres el cual se ocupaba de las cuestiones administrativas.

Asociacón Eduacdora Argentina Rudol Steiner
En 1959 el arquitecto Schulte-Kersmecke transformó la casa en una construcción escolar orgánica y artística dando a la Escuela un Salón de Actos. En este lugar funcionaba el Jardín de Infantes y nuevamente la familia Lahusen compró para Ingeborg Knäpper, quien tenía a su cargo el Kindergarten Waldorf, una casa, la de la Familia Rommel en O’Higgins 1235, Florida, a una cuadra y media de la escuela,con un gran jardín y un hermoso roble europeo de gran porte.¡y allí se mudaron!

La casa se convirtió en vivienda permanente de la señorita Knäpper, como todos la llamábamos, en su primer piso y todo el resto de la casa fueron utilizados para los diferentes grupos de niños de las diferentes edades. Y de allí ingresaban a la escuela, tan cercana, sólo a una cuadra y media.

Durante un tiempo también vivió en ese primer piso la señorita Rosemarie Saltzmann quien actualmente emérita está de regreso en su vivienda en Rosario.

Esta primera Escuela Waldorf en el suburbio de Florida de la provincia de Buenos Aires se dividió por diferencias de opiniones y una parte fundó la Escuela San Miguel Arcángel en San Isidro. Primero cerca de la Catedral frente a la plaza donde al no tener mucho sitio, faltaba el patio para juegos pues los niños tenían recreo, entonces jugaban en la plaza.  Posteriomente con ayuda de todos los padres y amigos como el químico J.W. Schneider, el ingeniero Silberstein entre otros, Por ejemplo el ingeniero Aldo Di Stilio encontró un predio ya en el barrio de Villa Adelina. Donde se fue contruyendo la nueva escuela.


San Miguel Arcángel en Villa Adelina
Eli Lunde fue aquí una consejera valiosa debido a su experiencia de tantos años como educadora, siempre irradiaba su tranquilidad interior y su espíritu independiente fue muy válido para el desenvolvimiento de la escuela. Después de su retiro en sus últimos días aompañó con atención lo que sucedía en la Sociedad Antroposófica.

Su amiga de los comienzos Ingeborg Knäpper tuvo varios colaboradores en el Kindergarten. La señora María Kramer y una joven con síntomas Down + quién tenía una voz preciosa y nos enseñaba “a las nuevas” las canciones infantiles en alemán, la señora Ana María Rauh, la señora Erna Friedenreich +, la señorita Henne que una vez hizo en la Pastorela navideña el Ángel de la Anunciación, la señora Johanna Friedenreich de Stein +, nuestra  señora para toda actividad o acción,  desde cocinar hasta la limpieza y regar el amplio jardín y la huerta,  hasta atender a los niños hospitalizados en el banco de su cocina, cama de emergencia, hasta que viniese la mamá a buscar al accidentado. Ingresaron posteriormente,  Tatiana Schneider, Margarita Aulinger de Krotsch, Elsa Pizzo y Mariana Querio. Ahora un nuevo plantel de egresadas de la escuela y de la formación Waldorf llevan adelante esa tarea con los niños de 4 a 7 años, quienes posteriormente ingresarán al Colegio Rudol Steiner
Waldorf  Kindergarten O'Higgins 1235 -Macadan House  y  Primaria Warnes 13 57 - Secundaria Warnes 1322- Florida Familie Rommelhaus                             Talleres Arte        Arq. Carlos Dublanc          Arq. Herbert Schulte Kersmecke

Me siento muy agradecida, hoy a los 75 años, de haber tenido todos esos maestros de nivel inicial en mi formación práctica como educadora de Kindergarten Waldorf, antes de continuar mi educación y capacitación como maestra de niños especiales, durante cinco años todos los meses de Julio en Lima ,Perú, en el hogar- escuela San Christoferus, mientras el resto del año en Buenos Aires trabajábamos en la Casa Ita Wegman, escuela diurna para niños de nececidades anímicas especiales, como Steiner llamaba a esta tarea.

La Loma, 31 de Enero de 2017                                                                                                      Tatiana Schneider Czerniczyniec

lunes, 30 de enero de 2017

Doce tesis para la economía de los muertos

El Semanario "Das Goetheanum" , semanario para Antroposofía, en su número 3/4 del 13 de Enero 2017 dedica su portada a John Berger "Los vivos son el núcleo de los muertos" Escritor, crítico de arte, pintor, ensayista británico.
  5 de Noviembre 1926 - 2 de enero 2017

Doce tesis para la economía de los muertos                                                                                                                                 Por John Berger   
1. Los muertos circundan a los vivos. Los vivos son el núcleo de los muertos. En este núcleo se encuentran las dimensiones del tiempo y el espacio. Lo que rodea al núcleo es infinitud.

2. Entre el núcleo y lo que lo circunda hay intercambios que, por lo general, no son claros. Todas las religiones se han preocupado por aumentar su claridad.
La credibilidad de la religión depende de la claridad de ciertos intercambios inusuales. Las mistificaciones de la religión se derivan de su intento de sistematizar tales intercambios.

3.Lo excepcional de los intercambios claros se debe a que es también muy raro que algo pueda cruzar intacto la frontera entre la infinitud y el tiempo.

4. Ver a los muertos como las personas que alguna vez fueron tiende a oscurecer su naturaleza. Intentemos considerar a los vivos como podríamos asumir que lo hacen los muertos: colectivamente.
No sólo a través del espacio se acumularía lo colectivo sino también a lo largo del tiempo. Incluiría a todos los que alguna vez vivieron. Y entonces también estaríamos pensando en los muertos. Para los vivos, los muertos son únicamente aquellos que vivieron; mas en su propia gran colectividad los muertos ya incluyen a los vivos.

5. Los muertos habitan un momento sin tiempo, de construcción continuamente recomenzada. La construcción es el estado del universo en cualquier instante.

6. Según su memoria de vida, los muertos saben que el momento de construcción es, también, un momento de colapso. Habiendo vivido, los muertos nunca pueden ser inertes.

7. Si los muertos viven un momento sin tiempo, ¿cómo pueden tener memoria? No recuerdan sino ser lanzados al tiempo, igual que todo lo que existió o existe.

8. La diferencia entre los muertos y los que aún no han nacido es que los muertos tienen esta memoria. Conforme aumenta el número de muertos, la memoria se agranda.

9. La memoria de los muertos, existente en la infinitud, puede pensarse como una forma de la imaginación relativa a lo posible. Esta imaginación es cercana a (reside en) Dios; pero no sé cómo.

10. En el mundo de los vivos existe un fenómeno equivalente pero contrario. Los vivos a veces experimentan la infinitud, como les es revelada en el sueño, en el éxtasis, en instantes de extremo peligro, en el orgasmo, o tal vez en la experiencia misma de morir. Durante estos instantes la imaginación viva cubre el campo completo de la experiencia y rebasa los contornos de la vida o la muerte de cada quien. Roza la imaginación expectante de los muertos.

11. ¿Cuál es la relación de los muertos con lo que no ha ocurrido, con el futuro? Todo el futuro es la construcción en que su imaginación se empeña.

12. ¿Cómo viven los vivos con los muertos? Hasta antes de que la sociedad fuera deshumanizada por el capitalismo, todos los vivos esperaban alcanzar la experiencia de los muertos. Era ésta su futuro último. Por sí mismos, los vivos estaban incompletos. Los vivos y los muertos eran interdependientes. Siempre. Sólo esa forma moderna tan particular del egoísmo rompió tal interdependencia. Y los resultados son desastrosos para los vivos, que ahora piensan en los muertos como los eliminados.


"La Nación" escribe "un agudo retratista del imperfecto arte de mirar."


A Manuel Alba + in memoriam

En un block de notas una joven huésped,  A. V. M. , ya hace muchos años, nos dejó  17 poemas y sobre la cubierta de cartón marrón claro pintó once estrellas doradas, tres más grandes, cinco iguales y tres más pequeñas. La tapa tiene que estar iluminada para verlas  o debe darle la luz del día  desde la ventana. Entonces como mágicas se pueden vislumbrar, sí, claramente...aparecen...

La primera hoja dice al pie Para Tatiana y Wolfram con cariño A. y su firma son líneas doradas, el contorno de una estrella.

Las hojas no están numeradas pero las he contado y la sexta dice lo siguiente:

“Cierro los ojos y se diluye 
el universo, como derritiéndose
entre el viento.
 Rompo los sueños que se alojan
en el alma, y los trago como
una cápsula de tiempo.
Y si retrocedo hoy no lo lamentaré
nunca.
Suplico entre lágrimas el silencio
más audaz.
No corrijo mis acciones, porque
las merezco más que nadie.
No lamento el dolor que hoy
 corre por mi pecho.
Y soy yo, no el sol, y soy yo.
No soy.”

Durante un tiempo sé que deseaba estudiar  la fotografía relacionada a la escena. Tal vez,  no lo sé, deseaba ser ella una estrella. Durante algunos años recibí alguna que otra foto. Ella misma reflejándose en un escaparate, sus padres frente a sus puestos de trabajo, su madre sonriente en la cocina, delgada, con su delantal blanco, su cabellera oscura y su rostro hermosamente risueño. Su gata y gatitos. Ella con niños de campamento o de paseo y siempre los niños sonrientes. Una tablista en la costa del océano Pacífico  Una alegría natural.

Ah! dos seres viven en mi alma, como dice un verso de Goethe 1749 - 1832 , mejor dicho que Goethe ha escrito como suyo en 1815,  pero hoy se sabe que lo ha escrito uno de sus tantos amores, y si no  equivoco el amor, ella tenía esposo, pero él  la adoró toda la vida, por inalcanzable.


La poesía lleva el título Gyngko biloba. Un árbol antediluviano cuyas hojas dan la impresión de una hoja aguja aplastada y marcadamente se le notan dos partes , sin embargo es una sola hoja, ella.

Escribo esta poesía "Cierro los ojos y se diluye..." para un joven de veinte y dos años, quién la comprenderá muy bien, etapas de la vida en semejanza. A. V. M. pertenece a la familia donde durante un tiempo vivió en Lima el joven Manuel Alba, quién falleció en Africa, tan joven. Aquel que apuró su vida, aprendiendo, viajando, pues ella también se le iba. 

La amistad fue profunda entre  cuatro amigos  de toda la vida parecía  y si observamos bien hasta el más allá. Pues a decir del Cura Brochero “ He podido pispear  que viviré siempre siempre en el corazón de la zona occidental, puesto que la vida de los muertos está en el recuerdo de los vivos.”

La Loma 29 de Enero de 2017
Tatiana Schneider


Del Colegio Rudolf Steiner - Padres en acción - Waldorf School of the Peninsula



Una madre del Colegio Rudolf Steiner, Warnes 1322, localidad de Florida en Buenos Aires, Argentina, quiso compartir con nosotros un artículo del Waldorf School of the Peninsula en California, Estados Unidos. Es una institución que se encuentra cerca de San Francisco, donde padres del colegio trabajan en el área de tecnología, en empresas como Google y Facebook. El link original de la nota, que aborda la filosofía de las escuelas Waldorf sobre la tecnología y cómo afecta a los niños, es http://waldorfpeninsula.org/curriculum/media-technology-philosophy/  Agradecemos este aporte a Amber Alexander, y transcribimos la versión del texto al castellano.



Hoy en día, los niños pasan mucho menos tiempo que las generaciones anteriores en contacto con otros niños, con adultos que los cuidan y con la naturaleza. La fascinación que produce el entretenimiento electrónico de nuestra sociedad sobrecargada de medios influye en el desarrollo emocional y físico de los niños y adolescentes en muchos niveles, y puede disminuir su capacidad para generar un vínculo auténtico con los otros y con el mundo que los rodea.

Según investigaciones cerebrales, la exposición a los medios electrónicos puede provocar cambios en la red neuronal del cerebro, lo que, a su vez, puede afectar, por ejemplo, el seguimiento ocular (necesario para leer); los niveles de los neurotransmisores; y la recepción sin dificultad de las imágenes creativas que reciben los estudiantes, fundamentales para el aprendizaje. Asimismo, la exposición a los medios puede vulnerar la robustez de la interacción y el juego que los niños mantienen con sus pares.

Los educadores de la pedagogía Waldorf consideran que es mucho más importante que los estudiantes interactúen entre ellos y con sus maestros, así como que trabajen con materiales reales, en vez de entrar en contacto con medios electrónicos o tecnológicos. Al explorar el mundo de las ideas y participar en expresiones artísticas, musicales, cinestésicas y prácticas, los niños desarrollan cuerpos sanos y robustos, cerebros equilibrados y bien integrados, confianza en las destrezas prácticas que deberán aplicar en el mundo real y una gran capacidad para la función ejecutiva.

En su programa para la escuela secundaria, el sistema Waldorf adopta la tecnología con enfoques que potencian el proceso de aprendizaje, pues se utiliza como una herramienta y no como un sustituto del docente. Los alumnos dominan la tecnología con rapidez, y numerosos graduados de Waldorf tienen un exitoso desempeño en carreras vinculadas a la computación.



Estudios recientes sobre el uso infantil de los medios electrónicos

Estudios recientes revelan que el uso intensivo de las computadores en el aula tiene un impacto negativo sobre aspectos clave del aprendizaje infantil.

De acuerdo con un estudio realizado en el año 2012 por Common Sense Media, una organización sin fines de lucro de la ciudad de San Francisco, existe la creencia generalizada entre los maestros de que el uso constante de tecnología digital por parte de los alumnos deteriora su lapso de atención y su capacidad de perseverar ante tareas arduas.

Los resultados del estudio son los siguientes:
•         El 71% de los docentes manifestó que el uso de los medios electrónicos de entretenimiento afectó el lapso de atención de los alumnos “mucho” (34%) o “algo” (37%).
•         Casi seis de cada 10 (58%) docentes afirman que el uso de los medios electrónicos de entretenimiento (incluidos los mensajes de texto) afectó la capacidad de expresión escrita de sus alumnos “mucho” (19%) o “algo” (39%).
•         Asimismo, los docentes revelan que los medios electrónicos de entretenimiento afectaron “mucho” o “algo” la capacidad de los estudiantes de comunicarse cara a cara (59%) y su pensamiento crítico (42%).
En el estudio que se llevó a cabo en el marco de la propuesta Pew Internet Project, también en 2012, casi el 90 por ciento de los docentes afirmó que las tecnologías digitales estaban creando “una generación que se distrae con facilidad y cuyo lapso de atención es corto”.

Los beneficios de usar la computadora en el aula son poco claros; sin embargo, cada vez más escuelas de todo el país avanzan en tal dirección. Según el periodista del New York Times Matt Richtel (In Classroom of the Future, Stagnant Test Scores, 3 de septiembre de 2011, cita textual): “En síntesis: las escuelas gastan miles de millones en tecnología, aun cuando reducen presupuestos y despiden maestros, y aún no se ha demostrado de manera contundente que este enfoque mejore el aprendizaje básico”.  

Según lo informado por la institución The Kaiser Family Foundation, fuera del aula los niños de ocho a dieciocho años de edad pasan un promedio de siete horas por día frente a la pantalla, las que se transforman en diez si consideramos que hacen varias cosas a la vez con el apoyo de la tecnología. Es más tiempo que el están en la escuela. En el contexto de nuestra cultura, conviene analizar las actividades que un niño o adolescente puede no estar haciendo durante esas horas, mientras interactúa con la pantalla. Puede no estar trepándose a los árboles, haciendo juego libre, ideando en equipo junto a pares las reglas y los personajes del juego, tocando un instrumento, bailando o fantaseando. Es decir, puede no estar haciendo actividades que desarrollan niños sanos y felices.

La filosofía de Waldorf School of the Peninsula sobre los medios electrónicos y la tecnología

La atención de los medios dedicada a WSP se centra en gran medida en lo que consideramos una falsa dicotomía: ¿sí o no a la tecnología?

El valor de lo que las escuelas Waldorf ponen en práctica es mucho más rico. Nuestro objetivo es que los niños se relacionen con lo que verdaderamente necesitan en el orden en que lo necesitan (enfoque de desarrollo) a fin de nutrir cuerpos fuertes, sentidos saludables, un desarrollo emocional pleno y vivaz, y la pasión y la inquietud por el aprendizaje intelectual antes de entrar en contacto con la poderosa influencia de la tecnología. Tal enfoque de aprendizaje, con una introducción paulatina en el mundo tecnológico, permite que los niños finalmente se fortalezcan.

Nuestras convicciones:
•         La mejor forma de cultivar las competencias que se necesitan para llevar adelante una vida satisfactoria, con metas y feliz en el siglo veintiuno es brindar una educación que satisfaga y se ocupe integralmente de las necesidades de desarrollo de los niños, las cuales son por completo diferentes en cada ciclo, desde la primera infancia hasta la escuela secundaria. En otras palabras, se trata de acercarles “lo adecuado en el momento justo”.
•         Exponer a los niños a la computación antes de que estén preparados (alrededor de 7º grado) puede perjudicar su capacidad de desarrollar a pleno cuerpos fuertes, hábitos saludables de disciplina y autocontrol, una capacidad de expresión creativa y artística fluida, y mentes flexibles y ágiles.
•         La alfabetización digital —capacidad esencial en el siglo veintiuno— puede dominarse rápidamente en la adolescencia si el niño llega a esa etapa con una madurez de desarrollo que le permita discernir cómo, por qué y cuándo utilizar la tecnología como herramienta.

Las escuelas Waldorf ponen extremo cuidado en la estructura del entorno que ofrecen a los niños de modo tal de estimular al máximo el espíritu inquisitivo y la imaginación. Los maestros relatan cuentos a los niños pequeños y les piden que creen su propia imagen y representaciones mentales, en lugar de mostrarles una imagen creada por otro. Los estudiantes del nivel secundario reciben estímulos tales como estudiar biografías y buscar en ellas elementos en común con su propio mundo y aspectos que se relacionen con él.

A toda edad, los alumnos son inmersos en actividades artísticas, donde a diario cantan, tocan la flauta dulce, pintan, se expresan creativamente a través del movimiento y dibujan. Adquirir las habilidades que se requieren para integrar una comunidad es una parte tan importante de los programas de enseñanza como aprender las tablas de multiplicar. El aprendizaje que se acerca de una manera entretenida y conectada con las emociones es un aprendizaje feliz, profundo, fecundo y perdurable. Esta niñez con menos presiones da paso a un adulto saludable, competente y equilibrado. 

domingo, 29 de enero de 2017

José Gabriel del Rosario Brochero, un cura / Y una escuela Waldorf en Villa de las Rosas

José Gabriel del Rosario Brochero, un cura, un bastión, un paladín en la Sierras de Córdoba.


*16 de Marxo 1840 - + 26 de Enero 1914
Hace tres días se conmemoró el nacimiento al mundo espiritual del  P. Brochero. Sí,  hace 103 años falleció el 26 de Enero de 1914 a las 8 de la noche, de lepra,  ciego y sin sensaciones  físicas como el mismo describe de los codos a las manos y de las rodillas a los pies.

El presbítero José Pio Angulo, párroco de Bell Ville, de paso por Villa del Tránsito lo visitó y lo asistió en sus últimos momentos- “Esta es la despedida” cuenta que dijo.

Y  Luis Miguel Barroneto en una  corta biografía “Las gauchadas de Brochero” rescata algo que Brochero escribió en 1905 “ He podido pispear que viviré siempre siempre en el corazón de la zona occidental, puesto que la vida de los muertos está en el recuerdo de los vivos”

Pocos sabrán que pispear quiere decir escudriñar, vislumbrar y esto le sucede a  Brochero casi diez años antes de su muerte. Logra ver en su corazón que es querido y será siendo querido por sus paisanos serranos que le vieron  visitarlos y atenderles en sus necesidades cotidianas, las de cultivo y las de culto, cabalgando en su mula sillera.

 Le vieron insistir y hacer senda, caminos, donde no los había para lograr que la lejanía en las sierras fuera más corta y que el acceso a la cultura y al bienestar fuera logrado por los más pobres pues, “La fortuna está mal distribuida por los hombres y esto es contrario a los Evangelios.”

Su vocabulario era comprendido por las gentes  y no necesitaba de una larga preparación para sus palabras “si tengo  que decir lo hago en directo”.


Ha quedado hasta hoy  “Dios anda por todos lados, pero tenga a mano que está más cerca de los pobres que de los ricos, en eso se parece a los piojos."


Así el hombre es un ser de doble aspecto
mortal e inmortal.
Lo mortal está en su face final.
Lo inmortal en la inicial.
                                                 Rudolf Steiner


Escuela Waldorf El trigal en Villa de las Rosas, Traslasierra, provincia de Córdoba




Hoy en Traslasierra en Villa de las Rosas tiene su lugar una Escuela Waldorf . La primera Escuela Rural en la provincia de Córdoba cuyo nombre es "El Trigal" y un pionero, uno de sus primeros maestros aún continúa su tarea de escritor en Southern Cross Review y conferencista sobre la Educación Waldorf






www.eltrigal.org
Southern Cross Review


lunes, 23 de enero de 2017

Castillos hoy y antaño

Willehalm Weidehus en Guilhelm-le-Desert

Castillos hoy y antaño

De pronto está de moda hacer vacaciones en algún castillo, convertido en hotel. O visitar un bastión  transformado  en museo. Todos amamos  la fantasía creadora  que se despliega al ver estas casamatas, y torres, puentes de piedra y grandes portales para la caballería. En muchos casos poco accesibles. También con santas bárbaras –polvorines-- de otros tiempos. Pues fueron fortalezas de protección con vigías al mar. En Escocia por Ej.  para prevenir las incursiones de los vikingos, fueron  construidos en los siglos XI , XII y antes aún.

 Los hay en Suiza, en Arlesheim por ejemplo, en las cercanías de Basilea,  con grandes viñedos a los pies, en las laderas, con parques de paseo y juegos de agua, con construcciones que se  han comprobado  romanas,  aún realizadas por mandato de  Julián Apóstata.



Nuevamente restauradas, un  pequeño lago, un espejo de agua que refleja los añosos árboles y el cielo de azul seda. Se camina por la así llamada Solitude rodeando ese hermoso paraje acuoso que hoy contiene nuevamente grandes peces, aquellos que fueron rescatados del fondo de lodo y juncos, hay un muelle en forma de ojo de cerradura de hermosa madera, que conocí hace 50 años, hoy simplemente puesto a nuevo, limpio, prolijo con buen barandal para poder apoyarse con los brazos  y mirar hacia dentro del agua. Este muelle que se adentra sobre el lago y en su hermosa cabeza redonda  podemos ver otros paseantes con niños. Los niños suelen llevar  migajas para los bonitos patos silvestres que allí conviven con tinguas negras de cresta roja sobre  el  pico y los peces que aman ese lodo, es la carpa común Cyprinus carpio propio pez de río de agua dulce, de origen oriental

Tnguas negras con crestas rojas cobre su pico
Patos silvestres, macho turqueza y hembra bataraza














Carpa - Cyprinus carpio

Alguna vez pensé que son truchas o salmones, pero en los años que he ido a visitar este lugar nunca he visto ir peces río arriba entre piedras y piletas. Es río, riacho, aunque de montaña, nada  correntoso  como agradan a las truchas, desciende sereno,  salvo en el deshielo e igual es  sereno y  su agua corre entre piedras, en ciertos lugares con verde musgo y pastizales en su vera. A los lados suele haber praderas y en ellas las vacas lecheras grises pastan con su cencerro típicamente suizo, la vaca madrina y toda la manada que la sigue y el cencerro que resuena con el movimiento al mascar, al inclinarse cada cabeza  al verde alimento. Creo que los campesinos aman ese sonido, varias vacas tienen al cuello su música y cada una da un diferente sonido, Una melodía que permitiría al pastor de antaño recostarse bajo los árboles y dormitar o soñar despierto hacia su futuro.

Y el año anterior en Septiembre he comprobado que las "gallinetas" de cresta roja sobre el pico y correteando  por suelo para nada temen a las personas,  hasta con su cría salen del agua al camino y sólo se escurren si uno se les acerca demasiado con alguna intención o simplemente abren lugar para que uno pase y vuelven a caminar en la orilla entre los juncos.

Quien pudiese mirar hacia el pasado y ver, mirar, en el siglo octavo, allí hubiese visto al pescador Anfortas en su barca recostado conversando  con Parzival e invitándolo a su castillo, diciéndole que si sigue el sendero  lo verá con el puente levadizo bajo,  abierto el portal  y podrá ser atendido, también su cabalgadura, diciéndole que como su invitado cenará con él y podrá pasar la noche allí.

Wener Greub  1909 - 1997



















Es la primera vez que Parzival llega al castillo de los Caballeros del Grial, los Guardianes del misterio de la vida, Y Ganga Greida,  el alimento que camina, será visto por el joven por primera vez. Construido estaba ese edificio en la ladera protegido, realizado de una construcción especial con la forma del cristal de jaspe, si leemos la descripción que hace Wolfram von Eschenbach en su epopeya Titurel.  Su sitio, ha dicho  Werner Greub, docente, matemático, escritor e investigador ya fallecido, fue adosado al  Hörnli,  justamente sobre su suelo de roca, reluciente patio de jaspe también donde los corceles  se resguardaban tras la muralla, en las caballerizas.

Hoy sobre el Hörnli se encuentra el cementerio  y un fotógrafo tiene una página sobre La vida en el  campo santo. Las imágenes son muy expresivas, distintos tipos de pájaros, la ratona  con su pico lleno de  alimento para sus pichones, los ciervos y su familia. Hasta aquellas hembras jóvenes que comen los narcisos que se colocaron en una tumba. Los “picapalo” pájaros carpinteros en sus nidos en aquella fronda, pues tiene allí la fauna un hermoso parque, cuidado, prolijo, tan tranquilo que ellos son los reyes del lugar junto a los jardineros que cuidan y atienden el paraje. Una fronda, es fronda en parte todavía, con senderos, arboles y arbustos.

Del siglo VIII, IX al siglo XXI cuánta agua bajo el puente ha pasado por la vida de ese lugar. Y aquel campo, granja, lugar de vida de Parzival y su madre Herzeloyde, su prima Sigune y el escudero de su padre Schionatulander –el hermoso de la campiña­­—no estaba muy lejos del palacio de los Guardianes del saber de la vida.
Parzival por Odilon Redon  1892
Más si alguien nos relata esto queremos comprobaciones y no nos basamos en aquel verdadero Meister Kyot, Willehalm / Guilhelm / San Guillermo, quien estuvo presente en aquellas épocas y ya muy anciano relata a Wolfram von Eschenbach la verdadera Gesta del Grial que un poeta francés  desvirtuó haciendo de ello un relato romántico, despojándolo del contenido espiritual que era su escencia, el misterio de antiguas iniciaciones, aún vivas en ese entonces. Pues queridos lectores,  se llamaban esos caballeros los muertos vivos, muertos para la corte, la vida mundana, la vida cortesana de aquella lejana época

Y vivos verdaderamente, viviendo su vida  retirados en meditación y oración, eremitas en muchos casos,  dedicados a la vida monástica en sus principios, al estudios de las sagradas escrituras, la Biblia y los Evangelios, a la agricultura, al cultivo del Bien. Y los caballeros en búsqueda de El Santo  Grial en esas épocas tan salvajes, eran  aquellos dedicados a ejercitar virtudes y además dedicados a la ayuda al prójimo en esos tiempos de ignorancia, donde el vulgo campesino era capaz de cualquier “brujería”,  pues no hay más mal instructor que la ignorancia- Popular o pública pues produce masa sin raciocinio. Y esas épocas pretéritas tan bravías fueron necesitadas de maestros en virtudes y en el Bien, en humanidad, en sacrificio, respeto y caminantes con cabalgaduras jinetes y espadas, solitarios por senderos inhóspitos, hoy les diríamos senderistas en hacer llegar la cultura  hasta los lugares más recónditos. Entre bosques y pequeñas praderas cultivadas, pasando por frondas oscuras y hasta en muchos sitios,bosques, ríos y montañas sin senderos, impenetrables.

Y ha sido un gran mérito de este matemático suizo Wener Greub haber rescatado con sus estudios e investigaciones los verdaderos lugares históricos  de esa época carolíngia y sus paladines, algunos de los cuales en la comprensión de la buenaventuranza emprenden un camino de abnegación civilizadora.

El caballero polaco por Rembrabdt,  en imagen:  Parzival
Otros dejan de ser cortesanos y consejeros de reyes  de aquellas épocas y realizan un camino rosacruz como San Guillermo en el desierto cuyos restos del castillo aún se encuentran en recónditos lugares que con sus antiguas piedras derrumbadas indican la labor de recogimiento y labranza de la tierra, hogar terrenal del dios Sol de la antigüedad, el Dios hecho hombre, el Hijo del Hombre, vida en veneración del Mesías, nuestro señor Cristo Jesús, la veneración de la vida, el Santo Grial.

El señor Wolfram von Eschenbach
La Loma, 23 de Enero 2017
Tatiana Schneider

martes, 17 de enero de 2017

Meditar en vez de perder el año escolar. Entre Miedo y Recogimiento

Leer la página Miradas, la segunda del semanario “Das Goetheanum” Nº 48 del 25 de Noviembre 2016, parecería confirmar la  expresión del empresario y traductor Francisco Schneider, quien falleciese a los 98 años, “No hay periódico más viejo que el de ayer”.

 Y queridos Amigos lectores todos los periódicos traen noticias de ayer y de un par de días atrás, como también hoy día como  se expresaba antes en radio “de último momento”. Sin embargo, repito,  esta forma sólo era usada en radio, pues era posible actualizar el matutino, así como el vespertino. Hoy para ello tenemos la repetitiva televisión, cada hora la misma noticia.

Así pues sólo escribiré los títulos de estas noticias  Futuro en relojería; Meditar en vez  de no pasar de grado o perder el año; Entre miedo y recogimiento; Decisión individual de vacunar; El arte en manos cálidas.

Meditar en vez de perder el año escolar

La escuela básica Coleman de Baltimore no apena a sus alumnos con  el repetir, sino los envía al “Mindful  Moment Room”.  La habitación es clara llena de almohadones. Los niños son estimulados nuevamente a centrarse a través de ejercicios respiratorios. Lo sucedido se conversa. El espacio surgió junto a la Fundación Vida Holística. Desde hace más de 10 años ofrece la fundación Ejercicios para prestar atención y Yoga en las escuelas. Muchas personas no confían que los niños puedan quedarse sentados en silencio. Y menos que aún lleven el “prestar atención“ a su casa. Más sí afirmativamente, los niños llevan el prestar atención hasta su hogar. Así lo relató una madre, cuya hija, cuando ella llegó a casa estresada de su trabajo, le dijo: “Hey mamá, siéntate, yo tengo que enseñarte como se respira”.  El programa trabaja tanto  el interior humano como el afuera. Un aula de niños escolares hace limpieza en los parques , en la plaza local, otros construyen jardines y  visitan granjas. En el mundo entero hay diversos proyectos para llevar el “prestar atención” a las escuelas. www.mindfulnessinschools.org

Creo que merece una observación detenida una noticia de este contexto y no es una novedad sino una práctica la cual ya se realiza.

Entre Miedo y  Recogimiento


Un Encuentro invita conocer las capacidades del alma juntamente con la meditación. Cada meditar intenta ser capaz de percibir más allá del mundo de los sentidos. El “alma consciente”  fue  llamada también por Rudolf Steiner “de alma a alma”.  Es aquel miembro superior del alma que en su vivenciar no está determinada, no está limitada por los límites de cuerpo físico, sino se puede abrir al espíritu. Con ello el alma en el comienzo de este estado pierde al mismo tiempo su acostumbrado sostén corporal. Esto genera claramente un mayor o menor grado de sentimiento de temor, de miedo realmente.   Por el otro lado el recogimiento es una íntima premisa para comprender al otro ser. Recogimiento es capaz de desarrollar, de desenvolver un ser más consciente del interior del alma. Este encuentro de trabajo “Motivos de la práctica meditativa” se realizará del 2 al 3 de Diciembre en el Centro Antroposófico de la ciudad de Kassel, Alemania,


lunes, 16 de enero de 2017

Amaryllis belladonna

Amaryllis belladona

Verano. Camino a la playa, hacia el sur de la provincia por la ruta de la costa de Buenos Aires, hay una tranquera  y un alambrado de púas como buena entrada de una antigua estancia que llega con su terreno hasta el mar. Con qué gusto he pasado por allí todos los años cuando Wolfram conducía hacia nuestras vacaciones. A Valeria del Mar, nosotros decíamos al Nitra, tranquilo amplio cercano a la playa, poco para caminar y ya ver la arena, las olas y el amplio azul, tan igual en el horizonte, donde no se sabe donde comienza el cielo. Y allí está azul seda.
 O hacia Ostende, todavía un antiguo hotel renovado  y hoy con un restaurante en la propia playa. Ambas playas tranquilas después de las dunas y amplias y largas para caminar hasta Villa Gesell, o Cariló. Si  a uno le da el gusto, con buen sombrero de ala ancha para “no pelarse” la nariz por el sol ardiente. También sin olvidar la camisa de mangas largas y un pantalón liviano pues las pantorrillas pueden sufrir como la nariz.
Hemos visto en todos estos años. Cincuenta y tantos, crecer las playas, los hoteles, los pueblos  con gente que se ha asentado allí,  tienen trabajo y construyen sus casas. En el verano van a vivir “al fondo” y adelante su propia casa, la alquilan. Con ese extra pintan, agregan otra habitación, hermosean el  fondo, para estar más cómodos el próximo verano.
Pero yo quería hablar de la tranquera, le pedía a Wolfram que pase lento, pera ver  junto a los alambrados las bellas hileras de Amaryllis belladonna y hasta nos dijimos la próxima vez que vengamos no tenemos que olvidarnos de una palita.
Ayer y ya antes ayer han comenzado a florecer  en nuestro jardín, parecen crecer por minutos cuando ha llovido y aprieta el calor, los bulbos pelados dejan paso a un tallo y sobre el tallo se abre la belleza. Cuantas veces recuerdo al Ángel de la Anunciación cuando las veo enhiestas y me sorprenden sus muchas flores rosadas mirando al frente, en nuestro jardín y en nuestra huerta mirando al Norte, hacia el calor...


 Ahora solo tenéis que hacer uso de vuestra  propia imagen:  la tanquera  a vuestro gusto, de madera, de hierro, o simplemente vieja tranquera de marco y alambre, ancha para dejar paso a un camión cargado de animales, el alambrado a los dos lados de ella y solo esos tallos llenos de flores rosadas a lo largo de los alambres, nada verde salvo un poco el suelo, pues allí hay bastante arena por doquier o es como este suelo que veis aquí de piedrillas o de conchillas traída de la cercana costa.


El patio de la escuela  Waldorf San Miguel Arcángel , aquí en Villa Adelina y no muy lejos de mi casa, es blanquecino , está lleno de conchillas ya en partes muy molidas  por las corridas de tantos niños. Cada vez que voy a presenciar una obra de teatro, un concierto, el coro de la escuela , o “La flauta mágica” de Mozart representada y cantada por los niños y por el coro de los padres, cuando  camino por ese patio, tengo presente las Amaryllis belladona, que están allá en la estancia cuyo terreno llega al mar, mientras aquí están las conchillas que vienen de allá, de aquellas las playas del sur de Buenos Aires mas allá del estuario del río Samboronbón., que desagua en el mar. en realidad en el Océano Atlántico aún sobre la plataforma submaria de la República Argentina.

La Loma, al anocher,  16 de enero 2017
Nina Czerni

Al Justo le llueve en la tumba.

Al Justo le llueve en la tumba

Un escritor está o estaba recopilando historias de colimbas y lo leí en el “Dr.Google”, como yo lo llamo, buscando Anécdotas Pampeanas, de donde copié Batuque. Y ahora hoy leí “El Bobby”- Al mirar por segunda vez no encontré más al escritor pero si  Contame una historia- Adultos Mayores UNR, lástima que no había un correo-e para enviarle la historia que vino a mi memoria.

Y recordé un relato. Marcos Schneider,  + en 2014 a la edad de 89 años, uno de los dueños y gerente ejecutivo de Fanacoa S.A. hasta su venta, fundador junto con su esposa de Hausbrot. S.A., un antropósofo de ley pues nació en un familia que estuvo en Dornach, Suiza,  en la  Asamblea de Navidad.  Donde en el Goetheanum,  Rudolf Steiner habló de la Escuela superior libre para la Ciencia Espiritual, de la Sección Pedagógica, de la Sección Medicina, donde salud, prevención y alimentación eran y serían temas principales. Y bajo alimentación el pan cotidiano. HausBrot, el pan casero, la casa de pan.

Marcos nos relató una anécdota de su época del servicio militar. La así llamada “colimba” en Argentina. “Le tocó” como se decía entonces,  caballería y así aprendió, aparte de saber navegar, el cuidado de “su” caballo dentro  del Grupo de demostración de las habilidades de los Jinetes de la Milicia, asentados en Rosario, o en Santa Fe, el lugar se fue de mi memoria.

 Sé que Marcos era hábil con su cuerpo, ágil y flexible aún en edad avanzada, y lo puedo imaginar en las fiestas camperas donde se demostraban los diferentes saltos y piruetas sobre la montura, parados sobre ella y el bravo animal cabalgado, al trote y al galope.  Le gustó mucho haber aprendido y logró hacerlo bien, fue una época feliz, se escuchaba en sus palabras esa felicidad.

Tal vez, si no erré en la cuenta, corría el año 1945, yo recién tenía cuatro años y no lo conocía en aquel entonces, salvo que sabía que una  “ucaraínka” , paisana de mi madre y posteriormente madrina de mi hermano, la señora Bárbara,” Varbarka”,  quién a veces nos visitaba de regreso de su trabajo y nos traía un riquísimo Jugo de frambuesas que se hacía en Fanacoa, donde ella hacía diariamente su tarea, ya sea en la fábrica o en la casa paterna de Marcos. En aquel entonces  la dirección de la fábrica  era  Pasteur 794, en la localidad de Martínez, en Buenos Aires, solamente a  10, 11 cuadras de la casa de mis padres.

El recuerdo de Marcos en su relato era melancólico y alegre a la vez, veraz y profundo. Creo que dejó una marca indeleble en él y aún en su larga vida con muchas otras anécdotas,  recordó en esa ocasión el hecho.

Hacía días que llovía, asentados en carpas y con todos los caballos a la intemperie, los colimbas quisieron hacer lo correcto y ataron a los animales bajo los árboles en ronda todos con la misma cadena, pensaron que estarían protegidos del aguacero,  por lo menos en gran parte bajo el ramaje.

La lluvia se convirtió en tormenta eléctrica, relámpagos y truenos asediaban y cada campesino sabe que resguardarse bajo los árboles es peligroso, pero estos muchachos citadinos de veinte años, sólo pensaron en la mojadura, hacía un par de días que llovía y llovía, no pensaron en la caída de un rayo, tampoco sus superiores.

 Y hay aprendizajes duros, el rayo efectivamente cayó en la arboleda y sobre la gruesa cadena.

Ni una cabalgadura quedó viva. Y todos tuvieron que cavar bajo la lluvia, cada quien hizo su propio  funeral, cada  uno cavó la tumba de su apreciado animal. Y junto con la lluvia el alma no se lavaba, no se aliviaba. Marcos recordaba la tarea en el lodo pues  “el campo tenía que quedar en orden” según las palabras del cabo primero, “sin cruces y sin montículos”. Y un caballo tiene un gran tamaño y así tuvieron que cavar, algunos colimbas toda la noche.

Bien se dice en idioma alemán  Dem Gerechten regnet es im Grab.   Al Justo le llueve en la tumba y así ocurrió con estos fieles corceles adiestrados con su joven jinete para la muestra de habilidades sobre la montura y al galope.


La Loma, 16 de Enero de 2017.

Tatiana Schneider

domingo, 15 de enero de 2017

La Profecía de los Druidas

Hace aproximadamente unos treinta años ya recibí esta versión castellana de la señora Rita Udewald. Ella actualmente es una señora de mucha edad  no vidente y sé que la visitan para leerle.  Por ello me he propuesto escribir este trabajo suyo de tiempo ha, referido a un relato de la señora  M. J. Krück von Poturzyn, la escritora y educadora de especiales  Theodora Maria Josepha von Poturzyn 8.10.1896 – 7.01.1968 ya  publicado en alemán. Ella fue la madre del  bebé Willfried Künert enfermo de hidrocefalia, del cual Rudolf Steiner da cuentas en el Curso de Educación Especial Antroposófica. Heilpädagogischer Kurs –Obras completas de Rudolf Steiner GA 317-- el cual contiene las casuísticas especiales que  Rudolf Steiner trató en relación a la Educación Especial Antroposófica, con los médicos, los educadores, y las enfermeras, de aquel entonces.

La Profecía de los Druidas

Cathal, el sumo sacerdote de los druidas, había encendido el fuego en la cima de la pequeña montaña Dun-I, como lo hacía todas las mañanas cuando el sol subía por encima de las cadenas de islas en el Este, Con paso lento caminó hacia abajo entre rocas húmedas y resbaladizas por las brumas nocturnas. Algunas ovejas se levantaron asustadas ante la figura humana envuelta en un manto de lana blanca. En los acantilados, cormoranes negros escudriñaban el mar. Cathal había ordenado a los sacerdotes más jóvenes que cuidaran los restos de las cenizas del sacrificio, pues su propia alma estaba inquieta: a ratos sentía algo como una advertencia  de un peligro inminente, a ratos le parecía oír una clara voz llamando desde el espacio a los espíritus del mar. Comenzaba la época más sagrada del año en la que había que investigar las fuerzas vegetativas de la primavera venidera, los peligros de enfermedades y la posición de los astros en los próximos meses. Hacía días que los druidas se hallaban ayunando y rezando, pero su penumbra interior no cedía y ninguna visión intuitiva iluminaba su honda contemplación. Uno de los alumnos se había despertado con gritos de un sueño profundo en el que había visto al sol caerse como una estrella, al tiempo que lamentos y júbilo compenetraban el círculo de los espíritus. No lo quiso creer antes de verlo con sus propios ojos: allí seguía la sagrada isla Iona, plácida como siempre en el medio del mar.
Duvach, el forastero de Irlanda, cruzó el camino de Cathal justo cuando este dobló por la última  roca. Allí crecía , aún en invierno, la cuajaleche amarilla, planta cuyas flores formadas de crucecitas minúsculas, eran veneradas por todos los druidas en todos los países. Cathal, dijo Duvach, con voz entrecortada. Bride, mi hija, no se ha levantado esta mañana. Pálida como la muerte yace en su lecho. Cathal, te ruego encarecidamente acompañarme. Si alguien puede hacerla regresar a la tierra, lo eres tú únicamente...”
“Estuvo enferma” preguntó el sumo sacerdote, “No, padre, sana y alegre se acostó anoche para dormir.”
Cathal bajó la vista cuando se acercó al lecho de Bride, tomó la mano fría de la niña entre las suyas, observando su respiración y su pulso. Finalmente pronunció las palabras en principio vedadas para oídos femeninos. Palabras cuya fuerza mágica hacía volver, las almas de los sumidos en el misterioso sueño iniciático, a su cuerpo físico. Pero Bride no se movía.
“Quizás nos hayamos equivocado cuando creímos que Bride estaba destinada para una vida especial”, dijo Cathal con expresión sombría. “Quizás la flor blanca que hemos visto en su regazo indique una temprana vocación hacia otras esferas. Dejádla reposar en paz y cuando ofrendemos el sacrificio por tercera vez a partir de hoy, se habrá de decidir cuál será su destino.”
Duvach, el padre, calló. Ninguna expresión de su corazón apenado habría de perturbar el camino de Bride a la eternidad. Mandó los perros a cuidar el rebaño de ovejas, manteniendo guardia él mismo en la entrada. Sólo dio de comer a los pájaros que como siempre venían a visitar a Bride, y a los niños y las mujeres que se acercaban les rogó que volvieran a sus casas. Las tormentas invernales agitaban el mar pero respetaron la isla en la que yacía, frío e inmóvil, el joven cuerpo de Bride. En los robles secos no se movía ni una hoja; el caballo blanco el amigo de la joven, estaba parado cerca de la escalera y no quería comer.
La tercera noche la luna se abrió paso por entre las nubes, y Duvach, al contemplar el rostro de su hija, creyó verlo envejecido de muchos años y su cuerpo rígido se sintió al tacto frío como una piedra. Pero el aire que le envolvía se mantenía puro y hasta le pareció sentir el perfume de rosas bajo su techo de juncos en esa noche fría de invierno. Luego quedó dormido, cansado por su larga vigilia, el largo silencio y su profundo dolor por la muerte de su hija.
Cuando se despertó por un momento no atrevió a moverse, no sabía si estaba soñando o si era realidad lo que veía. Cathal se hallaba en la habitación y la niña estaba sentada en la cama, la cara resplandeciente de felicidad interior. Con voz clara dijo: “Lo he visto, ha nacido y lo he llevado en mis brazos y con mis propias manos he podido envolverlo en una manta. Esta manta estaba tejida con la lana de nuestras  ovejas. Su madre es joven y su padre muy pobre. Nadie aún lo sabe, sólo los pastores que cuidan sus rebaños en los campos  Un ángel les ha dicho quién nació y todos vinieron para adorarlo.”
Cathal, el druida, se había caído de rodillas. Cabizbajo y con los hombros temblando preguntó: “Dime, Bride, ¿Cuál es su nombre?””Se llama Jesús, y el Dios al que ofrendas tus sacrificios al amanecer en la cima de la montaña Dun-I, desciende hacia el a través de todas las esferas. Muy lejos hacia el Oriente, se encuentra el lugar de su nacimiento. Pero se lo encuentra fácilmente, pues resplandece como una estrella.”
Los tres, Cathal, Duvach y la niña, estuvieron callados un rato largo, tan largo que se olvidaron del tiempo y recién cuando oyron un fuerte resoplido desde la puerta, Duvach levantó la cabeza. Un toro de ancha cabeza con cuernos puntiagudos y una melena marrón que le cubría la cara, se había echado sobre el umbral. “Está hambriento, me he olvidado de él”, dijo Duvach, pero Bride sonrió, “No”, dijo, “El también quiere escuchar la buena nueva.”
Cathal se levantó entonces y salió. Cruzó campos, rocas y peñascos,para reunir a sus compañeros. Antes de la puesta del sol y del primer relucir de las estrellas quería sumirse en el sueño sagrado para averiguar si Bride había tenido una visión verdadera. Quería saber si el sacrificio que ofrendaría en el futuro estaría destinado al Dios descendido a la Tierra. Pero antes de acostarse mandó marcar en las santas piedras que tres días después del solsticio de Invierno Bride había vivido tres noches sagradas en ellas tuvo visiones de hechos por cuyas revelaciones los druidas darían sus vidas.
Cuando habían trascurrido treinta y tres años desde aquella noche sagrada en la isla de Iona, algo muy extraño ocurrió también con el rey Conchuba en Irlanda. Hacía tiempo que se daba cuenta de que la luz, el aire y el agua habían cambiado en su país. Los arcos iris ya no formaban puentes en el cielo sino que se extendían como ancho velo de sietecolores sobre el paisaje y desde el juego de luces en la rompiente se oía algo como una lejana música. A veces esta música acompañaba sus noches y entonces veía el maravilloso árbol de la vida que desde las profundidades del mundo se elevaba hasta el cielo, abarcando toda la órbita. Pero ahora esta música se había transformado en una canción y de ésta, semana a semana surgían palabras cada vez más comprensibles. Poco a poco estas palabras se transformaban en lamentos y Conchuba tuvo la impresión de que el canto brotaba de la madera misma del árbol de la vida, bajo el cual él se hallaba soñando, entregado profundamente al murmurar del mundo.
“¿Qué es en verdad aquello que sueles mencionar desde hace años y que yo estoy comenzando a intuir?” preguntó el rey Conchuba al sumo sacerdote de los druidas. Juntos atravesaban las vastas llanuras, las ondulantes praderas verdes en las que sólo se hallaban algunos árboles solitarios. “Arriba el Cielo abajo la Tierra y el círculo del horizonte rodeándonos,” Contestó Ruthwell, el druida, mientras sos ojos claros miraban hacia las lejanías.
“Arriba el Espíritu, abajo el Padre y en el centro la órbita en la que todos los astros, saludándonos, salen y se ponen. Es el Gran Círculo que abarca a todos nosotros y que está siempre presente aún cuando no lo vemos. ¡Oh, Magna órbita! ¿Cuál voluntad obra en tu centro?” ·Cuál otra voluntad puede ser sino la de Aquel que rige el sol?”, dijo el rey. “Acaso el sol no describe diariamente su círculo bendito alrededor de la tierra, alrededor de todos nosotros?.”
Los dos hombres habían llegado a la sagrada colina rodeada por 32 piedras druidas en un ancho círculo. Allí se abría el portal hacia las profundidades, el templo subterráneo a cuyos altares sólo tenían acceso los iniciados de Irlanda. Allí Conchuba, el rey, era simplemente  el primer alumno del más sabio de los druidas. Pues Ruthwell conocía el recorrido de las estrellas que determina las siembras y las cosechas, enfermedades y curaciones, él, Ruthwell, percibía los epíritus servidores del mundo divino en el tejer de la luz, en el juego de las sombras, en el soplo del aire. Dijo entonces: “Veo los círculos del Sol estrechándose más y más, veo los colores del Dios solar reflejándose en el agua y en el aire. Veo su imagen impregnándose en las esferas mientras El desciende a nuestra Tierra” “¿Es por aquello que el árbol del mundo gime?” preguntó Conchuba con respiración contenida, pues recordaba sus sueños y los gemidos de la madera.
Habían descendido a las arcadas resonantes, un recinto cual una catedral. Los dos se arrodillaron en el extremo desde donde, a través de la abertura de la entrada, se podía ver la piedra  que únicamente resplandecía a plena luz cuando al mediodía del solsticio  de verano el sol se hallaba en su máxima altura. “Trece días después del equinoccio de primavera, el día de Venus, a la hora novena” susurro Ruthwell como si tratara de memorizar ese instante.”¿Qué decías? Del árbol del mundo y de su lamento no sé nada, sólo se que la Tierra está adornada como una novia con los velos multicolores de sus elementos Está ansiosa por recibir al que ha estado esperando desde el Principio y nos corresponde esperar hasta que lo veamos.
¿Cómo es posible esto que supera toda comprensión humana?” inquirió Conchuba, pero Ruthwell permaneció en silencio, Cuando los dos hombres regresaron por la campiña reverdecida, a la luz del sol ascendente, pasando alisos y fresnos, una gran tristeza ensombreció el rostro por lo general sereno del druida. Repentínamente se llevó la mano al corazón y tuvo que sentarse. “¿Qué te pasa?” preguntó Conchuba asustado. “¿Quieres que pida ayuda?” Desconcertado , el rey no atrevió a moverse:creyó sentir la tierra temblando. Poco a poco la vida volvió a los ojos apagados de Ruthwell. “He visto”, dijo este balbucente “Que el Dios del Sol ha sido crucificado por los hombres en tierra lejana, y el Sol, su estrella, se oscureció.”
Conchuba era un gobernante justo, pero a veces podía invadirle una ira repentina y entonces era mejor no enfrentarlo. Una vez había vencido y dado muerte a su adversario más poderoso, a pesar de que éste ya le había partido el cráneo haciendo saltar parte de su cerebro. Decían que luego los druidas habían tenido que injertar en su cabeza una parte del cerebro de su enemigo para poder curarlo. En ese instante en que Ruthwell le comunicó el hecho atroz, el Viernes Santo, a la hora de la crucificación en el Gólgata, la sangre le subió a la cabeza tan repentinamente que lleno de furia sacó el hacha del cinturón y empezó a golpear a los inocentes fresnos con tremenda fuerza como si ellos fuesen los verdugos o las mismas maderas de la Cruz. Pero el esfuerzo fue demasiado grande para la cabeza de Conchuba, la antigua herida se abrió, el cerebro salió por ella y el rey cayó moribundo a los pies de Ruthwell.
Ruthwell por su parte comenzó desde entonces  a enseñar aquello que había podido percibir ese y los siguientes días.
De esta manera la enseñanza cristiana llegó no como algo extraño sino como el más maravilloso regalo de Dios desde siempre conocido, cuyo descenso los seres elementales habían testimoniado a través de muchos años. Ningún pergamino ha perpetuado este mensaje, pero en leyendas y canciones ha quedado vivo hasta el día de hoy. Los mismos druidas que habían ofrendado al Sol, repartían ahora el pan de Cristo encima de los templos subterráneos que nadie destruía..
Valiéndose de la antigua sabiduría astrológica de los druidas, los monjes cultivaban sus tierras. La tierra era Su morada, la morada de Cristo y todos sus habitantes llegarían algún día a ser cristianos. Así como también los pájaros, los vacunos y los peces. La luz, el agua y el aire ¿No reflejaban ellos Su imagen desde hace tiempo? El pequeño trébol ¿No mostraba él la imagen de la Unidad en la Trinidad?. Cuando navegantes y soldados trajeron noticias de lo acontecido en el Gólgota siglos atrás, los celtas de las islas occidentales ya adoraban desde hace mucho tiempo y a su manera al Dios Cristo.
                                                                                  M. J. Krück v. Poturzyn